Internet ha hecho a la gente cada vez más fácil. Aplicaciones, sitios web, redes sociales y una serie de características han sido útiles para optimizar el tiempo, los recursos financieros y el trabajo en general.

Sin embargo, con el uso frecuente de esta característica, también era necesario aumentar la atención a la «ciberseguridad», que implicaba un conjunto de prácticas para proteger los datos y los sistemas en una red. Tomar este cuidado es importante para las empresas para realizar un seguimiento de los datos y los procesos internos, evitando que los ciberdelincuentes accedan a documentos, archivos e información confidenciales, por ejemplo.

Desafortunadamente, muchas personas y empresas todavía pecan en este sentido, tanto por ignorancia como porque todavía creen en algunos mitos de ciberseguridad que están equivocados.

Con esto en mente, hemos seleccionado algunos de estos mitos de seguridad cibernética en los que muchas personas todavía creen, incluyendo también qué soluciones y prácticas mejoran la seguridad en el entorno corporativo.

¡Sigue leyendo para obtener más información!

Los principales mitos de la ciberseguridad

1. Sólo la industria de TI debería preocuparse por la cuestión

Aunque el equipo de TI tiene los conocimientos técnicos necesarios sobre dispositivos, sistemas y otros temas relacionados con el sector tecnológico de la empresa, todos los empleados deben estar preocupados por la ciberseguridad.

Desafortunadamente, muchos piensan que esto es sólo responsabilidad de los profesionales que trabajan en el área, y que las acciones relacionadas con la ciberseguridad están bajo la responsabilidad del equipo de TI por sí solo. Sin embargo, es esencial que todos los empleados sean conscientes de las buenas prácticas en este sentido, como tratar con datos sensibles de la manera correcta, etc.

Cuando los usuarios colaboran para un entorno seguro en la red, es más fácil para el equipo administrar posibles problemas e incidentes que pueden ocurrir en el día a día.

2. A los ciberdelincuentes no les importan las pequeñas y medianas empresas

Otro mito se refiere a las pequeñas y medianas empresas. Contrariamente a lo que algunos piensan, los ciberataques son frecuentes para las pequeñas y medianas empresas. Al igual que en las grandes empresas.

Esto sucede porque gran parte de la economía mundial se deriva de estos modelos de empresa. Es decir, los ciberdelincuentes ven en las PYME la oportunidad de violar los sistemas, utilizando para esta vulnerabilidad en el software utilizado, por ejemplo.

De esta manera, podemos darnos cuenta de que las pequeñas y medianas empresas también necesitan invertir en seguridad digital y aplicar prácticas que eviten el problema, ya que las empresas de todos los tamaños son objetivos de la ciberdelincuencia.

3. He instalado un antivirus y estoy lo suficientemente protegido

Tener un antivirus instalado en ordenadores y otros dispositivos no significa que la empresa está completamente libre de la acción de los delincuentes cibernéticos. Más que esta característica, es necesario tener a su disposición otras herramientas de calidad, que pueden identificar con precisión cualquier tipo de intrusión desconocida o fallos que presenten riesgos para las redes de la empresa.

Es decir, sabemos que el uso de un antivirus eficiente es de gran importancia, sin embargo, es esencial combinar el uso de esta solución con otras técnicas de prevención para hacer frente a diferentes tipos de acciones maliciosas.

4. No necesito soluciones de seguridad adicionales

Sabemos que no invertir en soluciones de seguridad puede generar varias pérdidas si el sistema de la empresa es hackeado. Por lo tanto, tener herramientas eficientes y una buena estructura para prevenir este tipo de ataques es esencial para los negocios.

Además, muchos procesos de negocio están siendo automatizados, lo que significa que una parte significativa de la información y los datos confidenciales de la empresa se almacenan en un sistema interno y en Internet. Este hecho, a su vez, aumenta las posibilidades de alguna intrusión en el sistema o algún acceso a la información confidencial de las organizaciones.

En medio de este escenario es importante invertir en recursos fiables que sean adecuados a sus necesidades, además de garantizar la protección de los datos de la empresa y la seguridad en todos los procesos tecnológicos.

5. Debemos pensar sólo en las amenazas externas en relación con la ciberseguridad

Muchos gerentes creen que las amenazas relacionadas con la ciberseguridad son sólo de origen externo y siempre son hechas por hackers profesionales que no tienen ninguna conexión con la empresa. Sin embargo, es necesario tener cuidado también en relación con los usuarios internos, desde un monitoreo y calidad constantes.

Sufrir ataques de agentes internos es una situación común que debe analizarse. Los usuarios que forman parte del entorno corporativo tienen acceso a diversa información y datos de la empresa, contribuyendo a una invasión maliciosa, tanto por la mala fe de estos empleados como por la ingenuidad.

Por lo tanto, la orientación, las pruebas de seguridad y los servicios de supervisión ayudan tanto a la supervisión externa como interna, y son ciertamente soluciones que ayudan a reducir las posibilidades de cualquier tipo de amenaza, independientemente de la fuente.

Invierta en protección de datos,gestión de privilegios y otras acciones que le ayuden a obtener un seguimiento eficaz de la ciberseguridad.

6. Las actualizaciones de seguridad ralentizan mi sistema

Las actualizaciones de seguridad no siempre son tomadas en cuenta por los usuarios, ya que muchos creen que estos procesos hacen que el sistema y las aplicaciones sean lentos e ineficientes. Sin embargo, este tipo de características es importante para reducir los errores y errores, asegurando un sistema más estable y seguro para los usuarios.

El software que se actualiza es menos probable que sea atacado por los ciberdelincuentes, por lo que la verificación frecuente y la implementación de las actualizaciones necesarias crea un entorno digital más seguro para las organizaciones.

Como se ha visto, todavía hay varios mitos de la ciberseguridad, incluidas las formas correctas de protección. Todas las empresas, independientemente de su tamaño, pueden ser blanco de intrusiones y robo de datos. Por lo tanto, debe comprender qué soluciones son más eficaces para evitar amenazas externas e internas. Con las acciones adecuadas es posible construir un entorno corporativo que tenga más seguridad en todos sus procesos digitales, evitando el fraude, el robo de información y las intrusiones cibercriminales.

¿Qué te pareció el contenido? ¿Quieres saber más sobre la protección? Póngase en contacto con nosotros y programe una reunión para conocer las soluciones que bugScout® proporciona para garantizar la seguridad digital de su organización.